Blogia
shakuhashi

Sobre el niño carcelario

Sobre el niño carcelario

Tengo que reconocer que el Prieto le ha echao valor.

Primero, ha leido mi blog... sin permiso. Pero es que luego, sin encomendarse ni a Dios ni al Diablo, ¡HA ESCRITO UN COMENTARIO!

¡¡Y AHÍ NO SE TERMINA ESTA SERIE DE CATASTRÓFICAS VICISITUDES!!!

....ha osado hablar con alevosía y descaro de mi niña chiquitita...¡SEÑORES, EN MI BLOGGGGG!!

Pero como Julia acaba de llamar (no se qué extraña tarifa se ha mercado que hablar veinte minutos desde Amberes le sale casi gratis, que mira que está lejos Amberes, no tanto como Japón, pero, oye, está retirao) y ha intercedido por el cordobés.

Tampoco es que vaya a contar ahora la historia interminable, pero me apetece aclarar algunos extremos.

Lo primero, que me encanta que el niño haya tenido el valor de decir eso tan bonito que ha dicho, en público y de mi hija. Olé. 

Lo segundo, que me encanta lo que ha dicho. Demuestra tener un excelente gusto, en mujeres, pero mas en seres humanos.

Tercero, aclarar porqué le llamamos, con una poquita de guasa, el niño carcelario: Al final adjunto un video donde Faemino y Cansado hacen una parte fija de sus espectáculos: al calabozo del cine, o de la sala de no fumadores, o le encierro ahora mismo en el calabozo de la tiemda de ultramarinos, hasta que el trasgresor, siempre Faemino, decía ¡qué va, qué va, qué va!, y el público gritaba "yo leo a Kierkegaard", e inmediatamente quedaba indultado...ah, bueno, en ese casooooo.... siga siga, siga robando, no faltaba mas.

Esa escena forma parte del acervo de frases de casa, o coges el teléfono o vas al calabozo del patio, un poner... y cuando vino por primera vez el Prieto a casa, que tardó,  lo primero que le dijimos era que si no se comportaba se iba de cabeza al calabozo de los novios... y acabó encerrado.

Desde entonces sabe que cada vez que venga le recordaremos que lleva el estigma de los carcelarios.... en fin, chorradas. Lo que pasa que son nuestras chorradas.

El niño hay que reconocer que ha superado ampliamente las duras pruebas a las que toda la familia le ha sometido.

A mi, sin que se entere, me gusta.

Y si encima quiere a mi niña, y si encima estudia (en Alemania, que tiene cojones) arquitectura, mi debilidad, y, definitivo, si encima mi niña le quiere....yastá. Punto.

Pa completar el duro, encima, es un cachondo.

 

Poco mas.

Esto de las bitácoras a mi me ha hecho perder ampliamente el pudor, si es que lo he tenido alguna vez.

En fin.

 



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

toi -

¿te ha autorizado alguien a escribir el comentario? al calabozo, por atrevido.
Y no salgas hasta que recapacites sobre tus excesos...

Un abrazo, alemán.

el niño carcelario -

Pues en verdad es cierto que me acabo de enterar de donde viene lo del calabozo. Creo que nunca llegaré a moverme sin tener que pedir ayuda en el universo de citas y frases de la casa de los Junco.

También tengo que decir que a pesar de "las duras pruebas" siempre me he sentido bien acogido y a gusto en la casa. Y además mi calabozo no esta tan mal. Allí, por ejemplo, me dan mejor comida de la que puedo conseguir en estas remotas tierras del este... mi reino por un gazpacho y un poco de jamón! porque aqui, como en EEUU, tampoco tienen jamón.

Un saludo desde la Neustadt Buntesrepublik.

toi -

te echaba de menos, ambarino cuore
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

corazón de ámbar -

llego tarde pero me encanta. ¡Toi el contador de historias!

Jesús Beades -

Pero manteca de la buena, de esa holandesa de lata gris, redonda, y que en los bares tiene las miguitas de las tostadas de otros.

Casta Niebla -

Ya lo decía yoooooooo jajajajaja
Tuvo que hacer MUCHO MERITOOOOOOOOOOOOOOOOOOO para ganarse la aprobación del Gran Toi, jajajaja.
Toi, que sos mas blando que manteca al sol.

Kirkegaard -

Vale. No queria "explayamientos"? Pues toma tres tazas. Muy bueno lo de la explicación de carcelario. Creo que ni él la sabía ;)Qué arte tienes!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres