Blogia
shakuhashi

Baden Powell

 

...

Ultimamente se está muriendo gente que nunca se moría.

Es muy curioso cómo me afectan algunas partidas.

Son siempre personas que seguro seguro que nunca iba a conocer en persona. No es por na, es esolo que habitamos esferas diferentes de la existencia.

Me pasó con el Maestro Tom Jobim, al que curiosamente sí que conocí en Sevilla, en el 92. Cuando se marchó en Nueva York, en el Mount Sinai Hospital, me quedé unos días tristón. Había formado parte de mi vida desde que mi tío Manolo el portugués me regaló el singel de Orfeo Negro, en Algeciras, allá por el siglo quince.

Otro que me afectó, exageradamente,  con su muerte fue Giovanni Guareschi, a lo mejor porque escogió irse justo cuando estaba leyendo Vida en Familia, una especie de autobiografía de su segunda mitad de la vida, y leyéndole me parecía estar viviendo en su salón. Hasta que de repente algún periódico me dijo que se había largado.

No quiero hablar mucho aquí, y ahora, de Hilario. Mucho he escrito ya. Me dejó baldao.

Otro que me agarró un pellizco de tristeza fue Gerry Durrell. Me gusta desde pequeño, me divierte, me contagia su alegría de vivir nadando en sus libros y en su Corfú, donde iré algún día para desilusionarme y para rendirle homenaje, como iré a Saint Michael, en Capri, para recordar a Axel Munthe.

Y todo ésto viene a que me he enterado recién que se nos murió hace pocos años uno de mis ídolos de adolescencia. Musical, pero ídolo: Baden Powell. Guitarrista de Sâo Paulo, que vivió casi toda su vida en París, pero tocando música brasilera. Tengo por ahí todos sus vinilos. Rayaos de tanto ponerlos.

Siempre me parecía que hacía magia con la viola, la guitarra. Y justo hoy se me ha ocurrido mirar si hay en YouTube algo.... bárbaro... está casi todo.

He escogido Tristeza. Es muy peculiar, porque toca brasileño y francés a la vez, pero en ese estilo de blues jazz que se tocaba en París en los sesenta, setenta... Grapelli, Django... el Hot Club...

Es solo un pequeño homenaje. Como decía ese otro que me dejó tocao marchándose, el Gato Pérez, en una de las canciones que más me gustan de la historia, aunque me suela hacer llorar vergonzosamente, El Garrotín del Tránsito... solo nos que da el eco de su voz, que atrapamos un día en un magnetofón... qué poco camino, qué corta excursión...

 

No me resisto, soy débil, ahí va la letra, apabuyante. Si lo encuentro en el youTube lo cuelgo. Pero me extrañaría...

 

Qué cruel es a veces el viento brutal
que arrastra a los nuestros sin preguntar
a un oasis del tiempo, del bien y del mal
desde el que un día lejano todo vuelve a empezar.

Pobres nosotros desamparados
sin sus miradas y su calor
en un frío mundo que se convierte
en una cueva amarga de ingratitud.

Qué poco camino, qué corta excursión,
ya no queda nada de lo que existió:
ni gente ni cosas retuvo el amor,
pero la vida vivida pudo más que el dolor.

Se vacía la vida de alegría y rencor
y se juntan las voces de un mundo anterior,
recordando colores y ruidos de ayer,
de una infancia lejana que pide volver.

Y pasan imágenes de un tiempo olvidado,
de un sol amarillo que no brilla más,
un desfile de rostros que le son familiares
le sonríen de lejos al verlo llegar.

Ahora toca esa noche que nos toca vivir
un poquito más solos sin verlo reír.
Todavía nos queda el eco de su voz
que atrapamos un día en un magnetofón.

Qué poco camino, qué corta excursión,
ya no queda nada de lo que existió:
ni gente ni cosas retuvo el amor,
pero la vida vivida pudo más
que el dolor.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Digger -

A orillas del río Tormes.


TSA -

Nos quedamos con sus legados que se vuelven nuestros siempre que queramos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Reailia -

Eres un abusón. Claro pones tanta gente seguida que se me hace "bola" en el cerebro.

Primero como vuelvas a escribir Gerry te corto la coleta: Gerald que era como le gustaba a él y a su señora madre. Por cierto ¿sabes que nació en la India? Si es que todo me llava allí, no me va a quedar más remedio que irme por un tiempo.

Hablando de Giovanni Guareschi, os habeis leido Don Camilo. Porfa, si no lo habeis hecho, buscarlo y os lo leeis en Salamanca, por ejemplo.

Y sin embargo "La historia de San Michele" soy incapaz de leerla. me la regalaron hace 2 años y oye, es que no puedo con ese libro. Lo volveré a intentar.

Y gracias por el video. ¿ Te quieres creer que siempre pense que Baden Powell era el nombre de una banda?
menos mal que existes tu para sacarme de mis errores.

Diego -

Transcribo de Epicuro:
"La muerte no es nada para nosotros...
No importa ni a vivos ni a muertos, porque para aquéllos no es, y éstos ya no son".
Dejemos que las aguas corran y las estrellas salgan.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres