Blogia
shakuhashi

la dulce y melancólica rutina

el curro de hacer una mega producción de publicidad, en esta ocasión para Peugeot, me ha apartado del sendero de lo diario, me ha hecho pasar días enteros fuera, de casa y de la provincia.

está bien eso, especialmente si es por el muy elevado fin de ganar pasta gansa, tan necesaria, tan rica, tan superflua.

me lo he pasado bien, y es solo el principio, pero me ha descolocado, me ha pulverizado el cadente devenir diario, me ha hecho distraer tiempo de otros menesteres con la excusa de que eran solo unos poquitos días, que al final han sido más de los previstos.

la tan manida frase de que lo urgente no deja sitio a lo importante es de obligada aplicación aquí.

pero creo que he vuelto.

solo necesito un rato para abrir las ventanas y airear la habitación, y tratar de ponerme al día.

muchos trabajos retrasados, muchos amigos abandonados, muchas respuestas a comentarios en el blog sin escribir, muchas fotos por hacer, mucha música por escuchar.

no es tediosa la rutina, es solo rutinaria.

la echaba de menos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Casta Niebla -

Yo también vengo con demora... Anduve de un lado para el otro estos días, semanas, último mes.
Pero, gracias a Dios, todo dentro de todo en orden por estos lares.
Gran Toi... mientras después de terminar con la gente de Peugeot, nos muestres un par de fotos... te perdonamos!!!!
Que lindo es releerte.
Saludos!

toi -

cara de salmorejo... no se porqué pero es verdad que lo llaman salmorejo cordobés, cuando todo el mundo sabe que es un plato originario de Finlandia.... hola Gata Bastet
y hola Teresita, qué de tiempo...
¿novedades de un amigo común? ya estás tardando en mandarme un sabroso mail...

Bastet -

Te entiendo la mar de bien. Yo también he sido abducida por Córdoba, la bella. De hecho se me está poniendo cara de salmorejo ya :))

Besos y saludos a los conocidos. Irene ¡cuanto tiempo!

TSA -

Que bueno entrar en esta casa y esté el anfitrión!,te he echado de menos.
Me alegro que tu retiro sea por curro bueno y creativo.
corazón no te olvides de tus amigos,(los que no vivimos en Sevilla).Te escribo a tu correo prontito contándote novedades de un amigo común.
besos y más besos

Irene para Toi (y Beades) -

Toi, precisamente esta mañana he hecho dos propuestas de "Kedada" en el blog de Cerero, el poeta de "Oro", ¿lo recuerdas? (Buko para los colegas; amigo de Beades).
Os incluía a ti y a Beades. Una va de ir a ver una exposición de fotografía, y otra de ir a hacer fotografías desde una terraza única en pleno centro de Sevilla. Ya te cuento por email si estáis interesados, vale?

Besos

toi -

yo sí que te he leido, Maño Suso, de cuando en vez, a vuelapluma.
Ahora me pongo al día en tu bitácora, que ya sabes lo mucho que me gusta
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

toi -

Reailia, mi dulce viajera, como siempre Manitú nos habla por tu boca, o Visnú, o tú... a qué más.

toi -

se que te lo dicen mucho, pero es que no lo puedo evitar: que bien escribes, Diego.

toi -

Pero bueno, Irene, nos tienes que contar esas dos vueltas al mundo que habrás dado.
Te he echado mucho de menos.
Tenemos que hacer por vernos, que parece mentira que vivamos todos en Sevilla (todos los que vivimos en Sevilla, claro)
tenemos pendiente cerveza con Beades, y siguen pasando los meses... hay que remediarlo.

suso -

¡Ya era hora,maño!

Reailia -

Al nacer inspiramos y al morir expiramos y lo que hay en el "mientras tanto" son sucesivas rutinas que empezaron siendo una primera vez

- la primera palabra que dijimos y desde entonces ya no hay quien nos pare.

- la primera vez que comimos sólos y ahora estamos buscando el método para dejar de comer, por lo menos tanto y tan mal.

- la primera vez que pasaste una noche fuera de casa y ahora cuando estas más de una semana fuera sólo piensas en lo de "hogar, dulce hogar"

- la primera vez que te pagaron por tu trabajo y ahora..... bueno de esta rutina mejor ni hablo.

- la primera vez que escribiste tu nombre en un papel y ahora ya tienes hasta un blog en el hiperespacio y amigos que viven a muchos kilómetros de donde tu vives, que te echan de menos cuando paras de contar la vida.

Y es que la rutina es una cárcel, pero también hay cárceles dulces, sobre todo si tienen las puertas abiertas para entrar y salir cuando lo necesitas.

Diego -

A veces viajamos por rutas lejanas.
Pasan semanas, meses, incluso años, sin pisar tierra firme.
Y un día,
volvemos a parar en el bareto de siempre.
La camarera de ojos verdes nos reconoce.
"Me alegro de verte".
...
La mañana se ilumina.
Y sonríes.

Irene -

Hola Toi! Hola también a los demás comentaristas (Mon, Diego, Gerardo, Lluvia, Victor, etc)

Qué complicado es volver cuando se te altera “la dulce rutina”. Es lo que me ha pasado a mí: pensé que era para unos días y, ya ves, han pasado algunos meses... (además de muchas cosas)

Ahora vuelvo a asomarme a tu ventana de cristal, encantada de volver a encontraros a todos por aquí.

Cuánto las echaba de menos: mi rutina y tu ventana.

Besitos para todos, especialmente para ti, Toi,

Dp.- Si quieres me demandas a la SGA. Creo que te he plagiado: he parafraseado tu post y lo he hecho mío : )


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres