Blogia
shakuhashi

Frescor salado

He pasado este sábado en Rota.

Ataquinao de gente (¿se me olvida que yo también soy gente?), pero como a lo que iba es a visitar a unas personas muy queridas, lo del gentío ingente pasó inmediatamente al quinto lugar.

Hacía muchísimos años que no me bañaba en el mar (por el peligro de provocar cambios en las mareas...) y ha sido un reencuentro muy grato. La sensación de frescor, de sal en la piel, las olas enormes... de repente me he preguntado porqué vivo en Sevilla, si no tiene mar. Aunque he podido ver que siguen sin enmoquetar la arena.

He ido y he vuelto en el día, en tren. No era día de pasarse horas en la autovía de Cádiz, que creo que ha habido colas de horas para pagar el peaje, ya se sabe, día 14, nueva quincena de vacaciones.

Y lo del tren ha sido muy curioso. Mucha gente. En Jerez se subió una caterva de chavalas en bikini, dispuestas a bañarse en el Puerto. Eran...jóvencitas, uniformadas, un poco agitanadas de aspecto (seguro que no de raza) y extraordinariamente canis. Me rodearon (yo iba de pie) por lo que participé de sus conversaciones pasivamente... igual que el resto del vagón, porque no hablaban, gritaban.

Observé que el único tema de los diversos monólogos que desarrollaban de manera cruzada era una mezcla de violencia, odio, novios y exnovios. Como coja al chocho la Yeni la rajo, po no va la japuta y senrolla con el Yosua, sabiendo casio mío...ya tía, ya nostamos, pero vemos sio novios, sí, tía, el verano pasao... po lagarré cuando lestaba quitando la pitón al amoto, que se creía que se ibascapá. Tacuerda del chocho la Vane? la llamé y esa ya no saserca ma al Gorje, será cabrona... como la vea larranco los pelos... tía tú que te va a poner pa lo de mañana, yo los pitillo y los zapato blanco...

Esperé con paciencia pero llegamos al Puerto de Santa María y ninguna habló de poesía. Y mira que me extrañó. Ni de música, aunque fuera lolailo.

Al volver, muchísima gente también, que yo pensaba que el tren iría mas suelto porque hay que tener ganas de volver a Sevilla, con la que está cayendo, pero no, otra muchedumbre a la caza del sillón. Conseguí uno en un grupo de cuatro asientos. Los otros tres eran dos chicos y una chica. Apariencia normal. Cuando arrancó el tren escuché a la chica: No paro de darle gracias a Dios de haberte encontrado.... cómo he tenido tanta suerte, por favor, si eres el hombre mas bueno del mundo y no te merezco........ santo Cielo, dónde me he ido a sentar....marcianos.

Con disimulo los miré. Los tres eran retrasados. Niños atrapados en cuerpos de adultos. Dulces criaturas. Pa comérselos a los tres. A que el Gerardo no te llevaba a la playa.. no mi cariño, que te quiero, que suerte tengo, a la playa solo me llevas tú. El Gerardo te llevaría como mucho a la piscina, pero yo te llevo a la playa, y vamos con un amigo, que ganas de comerme unos mostachones, ahora me comía una caja de mostachones hasta aquí de alta.

La vida.

Misterios. Dios da comida a quien no tiene dientes.

Nunca me ha gustado hacer fotos de niños pobres, ni de viejos, ni de personas retrasadas o simplemente disminuidas físicas (qué dificil es solo nombrarlos sin perderles el respeto infinito que merecen) porque me parece que es abusar de recursos fáciles y manidos; y tampoco me gusta usar la sensiblería.

Pero creo que hay poca sensiblería en este retrato de ida y vuelta de un tren. Mas bien hay mucha crueldad e intención por mi parte.

Y esperanza. De vez en cuando el amor gana.

En varias ocasiones estuve a punto de hablar con ellos, de preguntarles en qué trabajaban, sus nombres...pero me contuve, afortunadamente, eran deliciosos, y yo hubiera sido una vaca en una huevería. Solo al final le pregunté a ella su nombre: Cira.

A que es bonito y raro su nombre, a que ella es muy bonita, verdad usted?...

claro que es preciosa, de hecho cuando se ponía el sol después de pasar Jerez yo no sabía si mirar la ventana o a ella... y era rigurosamente cierto.

La Vida. La puta Vida, la amorosa Vida

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

15 comentarios

Casta Niebla -

A que yo encuentro ese caballo con ese ginete????

Jesús Beades -

Guapo con avaricia ¡Qué bueno!

Gran Toi, mira a qué horas me siento a ponerte comentarios, pero es que cada vez me gusta más cómo te está quedando el blog. El texto este del tren me parece delicioso, y no sólo por las canis, y quiero que quede constancia pública de que si te sugerí un par de correciones, es por la costumbre adquirida entre poetas de limar hasta el último detalle. Como dicen que decía Lubitsch, sobre un guión: "Bien. Ya es perfecto. Ahora vamos a mejorarlo". Pero cuanto más leo tu texto más me gusta, no sólo por el filón inagotable de las canis, sino por recordarme ese sol en despedida, a la izquierda del tren si se vuelve de la playa a Sevilla, bajo el que hace años imaginé, sobre la loma verde, un caballo blanco y su jinete. Terminó apareciendo, junto a otros, en "La ciudad dormida". Premio para el que lo encuentre.

toi -

Dios de mi vida... antes, cuando España era jovencita y en mi barrio en vez de asfalto había tierra, y había borricos que tiraban de carros, y un tranvía peligrosísimo que se llevó por delante al gordito, y rulaban gitanos canasteros vendíendo a voces sus cosas, y yo compraba palodú, que creo que eran raices pero que estaban buenísimas al masticarlas....pues por entonces a estos ángeles les llamábamos mongolitos, y no había ninguna mala baba en la palabra, era somplemente la única manera de llamarlos, era lo que había. Después empezó a sonar mal y con los años decirles eso era un rotundo insulto. Bueno, me avengo, síndrome de Down, pero para mí siempre serán niños felices mongolitos, aunque no lo diga ya nunca, y con ellos me pasa como con los que antes eran enanos y ahora síndrome acondroplásico (una de sus causas) que no puedo parar de llorar. El otro día vi a un niño muy parecido de cara a mi Juan, guapo con avaricia, de la mano de su madre y con ese síndrome. Iban charlando por la calle Luis Montoto, y me puse a llorar.
Cuidao que pierde uno la verguenza escribiendo aquí, pero es que es de lo que hablamos, de ángeles, de soplos de luz dorada, de música de shakuhachi.

Decía que antes, cuando sin maldad alguna se les llamaba mongolitos, se les veía mas, eran mas numerosos, mas cotidianos, y siempre he percibido que por muy ruines que fueran las gentes, que algunos lo eran, a ellos se les quería con ternura y se les trataba de manera especial.
Al menos es lo que yo viví en Heliópolis, mi barrio, y en Sevilla, mi casa.
Una cuñada de mi hermano mayor, Ana, tenía el síndrome de Down. Y cada vez que mi hermano y su esposa la traían "de visita" a mi casa, era una fiesta. Las carcajadas se escuchaban en la calle. Era una bruja, graciosa, lista, limitada y a la vez infinita. Cuando se murió todos la lloramos mucho. Que esa es otra, tienen tantas malformaciones congénitas que no suelen vivir mucho, y normalmente se llevan una porción inmensa de la luz del hogar que los disfrutó...
en fin... Dios sabe mas, en eso me consuelo, que si no.................................

Reailia -

Hace casi 3 años nacieron con 24 horas de diferencia dos niñas: Galatea y Aura. Decidí hacerles un regalo diferente y encargué a una amiga, que no las conocía ni a ellas ni a sus familias, que las "levantara su carta astral". Para los que no lo sepan, es el estudio e interpretación de dónde se encuentran los planetas y como eso influirá en cada uno.
A los pocos días mi amiga me llamó un poco alarmada diciéndome que antes de escribir las cartas quería hablar conmigo. Con respecto a la carta de Galatea no había ningún problema, muy al contrario tenía una carta envidiable. Pero en el caso de Aura le preocupaba los problemas de relación, más bien de rechazo que iba a tener su madre con respecto a ella. Veía en la carta que iba a ser una niña muy especial, muy lider con problemas de aprendizaje pero muy muy lista. Y sin embargo la relación con su madre la iba ha hacer muy infeliz y mi amiga no lo entendía porque en la carta se veía que Aura es lo que se entiende por alguien muy especial.

Finalmente hizo una redación bastante neutra con respecto al tema que nos sorprendía y 3 dias después les regale a cada niña su carta.

Este fin de semana en una fiesta familiar me he encontrado con las dos niñas. Aura, que cumplirá 3 años el 6 de septiembre es cariñosa, simpática, divertida, muy lista, le gusta la música y efectivamente tiene una mamá a la que le está costando un poco más de lo normal quererla como se merece.

Se me olvidaba, Aura nació con Síndrome de Down. En su momento no se lo comenté a mi amiga porque no me pareció importante. Ahora os lo cuento a vosotros porque parece ser que es lo único que explica que la mama de Aura no se haya dado cuenta todavía de la hija tan maravillosa que tiene.

José Juan -

Pasaste una vuelta a Sevilla impagable.
A Cira y a sus amigos los educaron sus padres con mucho amor. Lo que viste era el fruto de muchas horas de dedicación, de desvelos por hacer felices a sus hijos robándose tiempo a sí mismos. Supiste descubrir un tesoro entre tanta vulgaridad.
Saludos

toi -

Gracias Casta Niebla, por tus palabras.
Monumental... curiosa y acertada palabra. Yo chico y ellos enormes, monumentales. Es verdad.

Sabía que Jesús, gran usuario de esa ruta y a esas horas, sabría a qué atardeceres hacía referencia.
Es lo que dice Beades...el disco rojo dura un buen rato, de vez en cuando te sigue, de repente se va patrás, ahora está delante (las curvas de la vía, claro...o es que el sol juega?) y aparece y desaparece detrás de las lomas... y ahí no se cuelga la pantalla, ni hay que enchufar el ordenador, y además, es gratis.


Gerardo, hello, again, and wellcome.

El Gerardo -

Cierto lo de las colas por la autopista, colas de más de dos kilómetros para pagar en el peaje, pero es lo que digo yo, que los sevillanos aprendimos a eso de las colas en la expo del 92.
Lo mejor es tirar por la nacional esos días está desierta.
Pero bueno, al final llega la recompensa, ves el mar y en el caso de Rota, te puedes dar tu merecido baño, el agua en Rota no esta "congeladora" como dice una amiga mía de Salamanca y si te tomas por "La Mina" un poquito de "arranque" y unas tortillitas de camarones y cazón frito (sin adobar) acompañado con una copita de tintilla, ya tienes el día hecho.


Me he resistido pero al final he picado.

Ahora ya puedo decir: me debes unas fotillos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Casta Niebla -

a) Perdón por ir en retraso con la lectura del blog.
b) Cruel comparación (como bien decís), pero hecha de una forma tan sutil y bella (como vos sabés hacer).
Misteriosamente Cira y sus compañeros, pueden conservar esa inocencia que todos tenemos en la infancia y después perdemos. Esa forma de ver y decir las cosas de manera simple y cargada de sentimientos. Y todo para ellos es monumental... "si eres el hombre más bueno del mundo"
Hay simpleza y pureza en esas almas.
Enseñan mucho ellos y enseñás mucho vos al poder verlos de la forma que los has visto.
Gracias por contarlo, Toi.
Y ya no digo más... porque me emocionaste mucho. (o como dicen allá... que me has emocionao)

pepe tukan -

¿Qué te diría? Enhorabuena, quizás, por ser capaz de escribir. Enhorabuena por la gente que te lee y por sus comentarios. Y me felicito por poder leerte.

toi -

querido (¿querida?) Gente, poco que decir, mucho que querer, muchísimo que mandarte por el aire.

Solo la poesía nos salva, solo la belleza nos redime, y tú tienes la vida habitada por un ángel. No se nada, solo puedo intuir, solo puedo imaginar, pero estoy seguro que tus días están mucho mas llenos que los mios, por todas las esquinas mas llenos.

Un beso lleno de ternura.

toi -

Es un guantazo, es verdad, Irene. Sombras que hacen que la luz brille mas.
Cira es luz, sus amigos son luz. Para mi lo fueron, me descubrí sonriendo casi todo el tiempo en el viaje de vuelta. Mientras, el sol caía. Recuerdo que ella dijo estando parados en Jerez, unos quince minutos, estando el sol todavía blanco y gordo, pero ya sin picar demasiado, Cira comentó, ya que le daba en la cara....este sol ya no molesta verdad? y su novio le dijo es que ya se está muriendo, espero que cuando lleguemos a Sevilla esté muerto del todo....se partían de risa, y yo con ellos.

Gente. -

Me he jartao de reír con los giros de las niñas guerrera, que me perdonen la risa, porque supongo que sería un tema importante para ellas.
Entrañable, costumbrista y espontánea la narración, como me gustan a mi.
Sobre los minusválidos, es cierto son niños en cuerpos de mayores, bueno mi nena ni tan siquiera aparenta físicamente ser mayor, se ha quedao en pocos años mas de cuando la adopté, eso fue a los 5 y ahora tiene 22.
Ella fue el resultado de ocurrírseme oír algo parecido a una flauta Sakuhasi, a un maestro que pasaba por el desierto donde andaba sentada y que me dijo que me la metiera en casa que ya pasaría otra vez a explicarme el por que. Aún lo estoy esperando. -Gente-

jesusbeades -

Ese sol, después de Jerez, camino de Sevilla, aparece detrás de una loma verde -mejor dicho, se esconde: se ve la loma verde y el resplandor al fondo, ya oculto el disco-.

Yo quitaría lo de dar pan al que no tiene dientes, y la mayúscula a Vida. Por lo demás, cojonudo el texto. Ah, y lo de la poesía en referencia a las canis, pues sólo su monólogo ya es suficientemente expresivo. Por lo demás, cojonudo el texto, otravé.

irene -

La diosa Cira... Su historia en tu historia cuánto enseña, cuánto evoca, cúanto apacigua el alma del viajero. Qué bofetada de vida.
Mil gracias.

Reailia -

Por ahora, sólo gracias. Voy a volver a leerlo y a disfrutarlo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres