Blogia
shakuhashi

noche tras noche igual

noche tras noche igual

¿he comentado cómo me enamora el silencio?

Haciendo acopio de la sabiduría que no tengo pero que cuando la leo me la creo, decido, usando la voluntad, usando mucho mucho la voluntad, intentar desprenderme de anhelos traidores, de aspiraciones nada dignas, de deseos esclavizantes.

Y digo intento, y no digo que lo logre. Pero como Hua-Shan-Go dijo, si no das el primer paso seguro que no llegas al final del viaje. Seguro. Debe de obsesionarme este tema, porque cuando hablé de mi gata en esta bitácora impúdica acabé metido en el mismo jardín... dialéctico.

Pero en esa ardua lucha que mantengo contra mi misma mismidad, no estoy dispuesto a renunciar a tres conceptos, intangibles por tanto, pero muy reales:

No renuncio a desear con lujuria mas espacio, mas tiempo y mas paz.

Y los tres me rodean por la noche.

Y a esa concupiscencia consentida, con paciencia, se suele reunir otro de mis mas íntimos anhelos: EL SILENCIO.

Hace horas que debería estar durmiendo. Es un hecho. Pero entonces desperdiciaría todo este silencio, toda esta brisa que lo acentúa, toda esta negrura que lo amplifica.

Y esta dulce soledad.

Mañana el Señor encenderá la luz, y abrirá el grifo de los ruidos, de las conversaciones, de los coches, los pájaros, los niños, la tele, la música, la risa, y compartiré el mundo.

Ahora todo el aire es mío, y todo el jardín, toda la noche, con su inmenso, oceánico, silencio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

toi -

Ciao Signora della luna e del sole.
Linda la imagen de calma que me transmite tu corto pero sabroso relato.

grazie molto

Peeble -

buenas...
si, esas horas de paz en las que todos duermen y hasta el caos descansa.
Hoy he podido disfrutar de mi centímetro de suerte y me he podido bañar en la piscina a ultima hora de la tarde, yo solita; creo que hoy me lo merecía, la verdad. Hacia mucho que no disfrutaba tanto de un baño. Solo se oía el suave chapoteo de mi cuerpo en movimiento, el batir de alas de un pájaro apresurado que pasó por encima de mi cabeza, algún gatito llamando a su madre en una casa cercana, la tapa del skimer dando golpecitos....
Mis pensamientos se teñían de turquesa y toda la tensión se disolvía a fuerza de puro gozo flotante. Salí y hasta pude secarme al sol antes de que el último rayo fuera engullido por la montaña.

Habrá que esperar a la medianoche para “poder oirse uno pensar”. Toi, esa dulce soledad, como dices, que tanto nos reconforta con la vida, la que pone todo en su sitio, la que nos devuelve la fe, la que nos muestra lo que no entendíamos durante el día.
Se ve que somos unos cuantos a esas horas…
xxx
y tú, desde luego tienes que recurrir a la noche para poder estar solo...no se puede tener tanta familia, tantos amigos, ...de qué ibas a carecer chiquillo, sino de soledad....!!!!

Jesús Beades -

Suave es la noche. Suaves son las manos del jardinero extraño, que riega mientras dormimos.

toi -

esa clase de silencio preñado de rumor de agua, de ramas moviéndose, de remotos grillos, es uno de mis preferidos, Casta Niebla.
Gracias por tus lindas palabras.

Vittorio, bienvenido, ya mismo estamos paseando por la arena.
Riyue, mi amor, nos entendemos, siempre.
Lluvia.... nada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Riyue -

Busca el silencio y te encontrarás a ti mismo,en tu espacio,en tu tiempo,en tu paz.
Compártelo, con tus pensamientos,con tus sentimientos...
y encontrarás en tus anhelos la complicidad del Silencio.

Lluvia -

Así que por eso sueles resistirte a acostarte, eh? Te entiendo, papi. Me alegra que al menos unas horas al día, te reunas con tan preciados anhelos.

espureo -

El silencio es un vacio lleno de luz, una negrura fresca y llena de posibilidades, de esperanza de creación, reposo imprescindible, sueño inalcanzable.

Víctor López -

El infinito tiene su voz: es el silencio (Gabriel Alomar)
Hermoso, si señor, hermoso.
Saludos, querido amigo.

Casta Niebla -

Es que está tan bien dicha la frase "El Silencio es Salud"
El silencio tiene ese momento de escape, que trae la reflexión o la nada... pensar en nada... sólo dejarse mecer, acunar.
Un momento lindo para disfrutar del silencio, es cuando se está de campanento. Antes de irte a dormir a la carpa... te tirás en una toalla o lona al lado del arroyo a mirar las estrellas. Sólo se siente el dulce murmullo del agua, música definitivamente. Y el suave trémulo de las hojas que se saludan por la leve brisa del aire.
En ese momento es como sentirse uno con la noche.
Hermoso Toi, como siempre. eh? Saludos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres