Blogia
shakuhashi

Rube Goldberg

Siempre me ha seducido mirar estas maquinitas de reacción en cadena. En la Expo 92, en el pabellón del futuro me parece, había una gigante llena de bolas de billar que empujaban a otras bolas que a su vez empujaban a otras y acababan montando un buen pollo. Recuerdo que la gente se quedaba horas mirándolo.

Honda hizo un anuncio del Accord que hacen eso con todas sus piezas, elegante y super zen, que es una maravilla:

 

 

 

 

 

Hoy he encontrado este de Guinness, que tiene una producción muy costeada y el resultado es fascinante.


 

Con el tiempo me enteré que a esos maravillosos engendros se les conoce como máquinas de Rube Goldberg, que mirando la Wikipedia se entera uno que fue un señor obsesionado con el tema.

Buscando en el omnipresente YouTube he encontrado una serie genial de ingenios hechos por japoneses, de irritante musiquita pero preciosa factura visual, como por ejemplo éste:

 

 

Solo es un divertimento, pero para mi fascinante.

Quien seguro que se lo pasó bien es el pavo que montó este show con fichas de dominó y con bolas de billar, cuando vió que sí, que entraban todas:

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

toi -

que cosita mas bonita de poema, Diego.
Qué dulzura
como se va a creer Galatea que esa delicia de delfines y bizcochos la ha escrito un camionero muy bestia.
Un camionero sí, pero con el alma con forma de brisa, y toda la carretera por delante.

Irene -

Driver, el minicuento rimado es divino. Me ha encantado.

Reailia -

Precioso Driver.Muchas gracias de parte de Galatea y de mi parte. Ya te contaré lo que dice cuando se lo leamos.

Un abrazo

Driver para Galatea -

Una de las cosa que he aprendido de Toi, es que las promesas hay que cumplirlas.
Mi amiga Silvia de Madrid, me retó a escribir algo a una niña de tres años.
Ahí va.

GALATEA.

Galatea, Galatea, tienes un nombre muy bonito,
es el nombre de una Diosa,
una Diosa del Olimpo.

Ahora tienes tres años,
y tu cuerpo es una ola,
que corre por los arroyos,
bonito cual caracola.

Te gusta jugar con delfines,
rodeada de nereidas,
acompañada de tritones,
bonitos,risueños.Juguetones.

Tu risa se me contagia,
tu mirada me embelesa,
tienes gesto de magia,
¡Vaya porte de princesa!

Cuando saltas en las playas,
y juegas con tu hermano,
brincas con las caballas,
les das cariñosa tu mano.

Me gustaría darte unos besos,
y abrazarte con cariño,
pues tienes el alma de un queso,
el alma que tienen los niños.

De momento no,
no te hagas nunca mayor,
sigue así que me gustas,
sigue así por favor.

Con delfines siempre te veo,
es tu estado natural,
entre aguas muy azules,
entre luz y eternidad.

Cuando leas este cuento,
piensa que te ha querido,
un camionero muy bestia,
un camionero aguerrido.

Y la culpa de este escrito,
la tuvo la tía Silvia,
que te hace bizcochitos
finos como la lluvia.

Y ahora vete a dormir,
sueña con tus delfines,
Que siempre te acompañen,
En tus sueños……

En tus sueños del Olimpo.

Atentamente. Driver.
Ya.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

adalcuore -

aunque noooo pueda ver los vídeos, te digo que te quiero (es un secreto...)

Sil, el parásito rampante -

Please, allow me: http://www.youtube.com/watch?v=k6YkmQaJvas

Por cierto, lamento haberme ido sin despedirme ayer, me asomé a su santuario y no estaba, y Julia me esperaba en la puerta...

Gracias una vez más por la cena, el recital, y sobretodo la compañía :)

Un haiku para mi redención:
"Sé que soy tan indigno
que no merezco
siquiera que me mate"

Uca -

Como se nota que somos primos, a mi siempre me han encantao este tipo de juegos porque al fin y al cabo eso es lo que es, gente grande que sigue ilusionandose como la gente pequeña.

El concurso de dominó no me lo pierdo nunca, no se porqué me gusta tanto pero mis hermanos mayores par entretenernos al pequeño y a mi montaban cosas parecidas en casa, y chillaba de la emoción.

Irene -

Fascinante el mundo de los Goldberg. Máquinas que no son máquinas sino objetos en movimiento, más mucha física y matemática.
Son himnotizanteFascinante el mundo de los Goldberg. Máquinas que no son máquinas sino objetos en movimiento, más mucha física y matemática.
Son hipnotizantes...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres